Beck

Signos y señales para llegar a destino

Millones de personas toman diariamente el Subte en nuestra ciudad ignorando por completo la existencia de una de las piezas más innovadoras y relevantes de este complejo sistema, responsable de ayudarlas a viajar seguras y confiadas de llegar a destino en tiempo y forma.

Estamos hablando ni más ni menos que del mapa de la red diseñado por el estudio Shakespear en 1995, en el marco del proyecto de identidad y señalética a su cargo, siguiendo la lógica inédita e innovadora pautada por Henry Beck para el subterráneo de Londres, allá por el año 1931. A la fecha, la gran mayoría —por no decir la totalidad— de los planos de transporte público de la ciudades en todo el mundo han sido diseñados siguiendo su ejemplo.

Henry Charles Beck (Londres, 4 de junio de 1902 – 18 de septiembre de 1974), Ingeniero Electrónico de profesión, rediseñó en su tiempo libre el plano de la red de subterráneos de Londres (Underground) planteando un cambio de foco radical respecto de la manera de abordar el problema comunicacional.

El mapa vigente hasta el momento consistía en una representación de rigurosidad topográfica casi total, es decir, un correlato estricto palmo a palmo del recorrido de la línea y ubicación geográfica de las estaciones, tomando en cuenta cada calle, intersección, avenida, etc. Esto significaba una gran dificultad en términos de la legibilidad del plano, ocasionando importantes dolores de cabeza a los apurados pasajeros, sin mencionar la imposibilidad de mantenerse vigente al paso de la expansión de la red. La gran innovación propuesta por Beck consistió en un quiebre con esta mímesis topográfica; siguiendo la lógica de los diagramas de circuitos eléctricos, planteó un diseño totalmente innovador, caracterizado por el órden, la síntesis y la simpleza de las formas, en el cual la representación visual de la información se encontraba al servicio de la funcionalidad y la velocidad de lectura y decodificación del mensaje, no ya en ser un reflejo fiel de la realidad.

En términos de innovación y diseño, la gran enseñanza que podemos tomar de Beck es su capacidad de “pensar fuera de la caja” para quebrar con los parámetros preestablecidos en términos de interpretación y representación de la realidad, y la importancia de la modelización de la información al servicio de la comunicación para operar en el contexto de un mundo complejo y rápidamente cambiante.

No Comments

Post A Comment